domingo, 17 de enero de 2016

Ciudad de Hueso (Cazadores de Sombras) | Cassandra Clare


¡Y al fin he leído este libro!

Lleva como 6 meses en la estantería esperando el momento. Sinceramente tenía un poco de miedo, miedo a decepcionarme. Por lo que me obligue a tener las más bajas expectativas (y a buscar muchas reseñas negativas).

Y bueno, aquí estoy.

Antes que todo, tengo que alabar esa maravillosa sinopsis. No te dice absolutamente nada de lo que va a pasar. Y fue uno de los motivos por los que estaba tan reacia a comprar el libro, me parecía que iba a ser una historia de amor toda melosa y con corazoncitos por todas partes. Nada más lejos de la realidad.

La historia nos sitúa en Pandemonium, la discoteca más popular de la ciudad. Donde, por azares del destino, Clary presencia como asesinan a alguien. ¿Cuál es el problema con esto? Después de todo, ver un asesinato es cosa de todos los días. Pues el problema es que solo ella pudo verlo.

Después de esto Cassandra Clare nos presenta una trama totalmente diferente a como la esperamos. Debo admitir que de no ser por las reseñas donde se hablaba de un mundo fantástico yo no hubiese comprado este libro.

Esta nos presenta un mundo que, si bien no es original, tiene su encanto. Tiene los típicos seres fantásticos (hombres lobo, vampiros, elfos, ninfas) pero dentro de estos mismos seres, cada uno tiene sus peculiaridades.

Nosotros, los cazadores de sombras, vivimos según un código, y ese código no es flexible. Honor, culpa, penitencia, esas cosas son reales para nosotros, y no tienen nada que ver con la religión y todo que ver con lo que somos.

Además, de los elementos que si son originales están bien construidos. Todo el mundo de los Cazadores de Sombras/Nephilim esta tan bien hecho, que incluso te piensas que puede llegar a ser real (algo como a lo Harry Potter, sigo esperando mi carta). Las ciudades, las runas, los demonios, todo. Es increíble.

Era el primer recuerdo de una criatura de luz cayendo a través de los barrotes de la cuna, el aroma rememorado de la lluvia y las calles de una ciudad, el dolor de una pérdida no olvidada, el aguijonazo de una humillación recordada y el cruel olvido de la vejez, cuando los recuerdos más antiguos destacan con una precisión angustiosamente nítida y los incidentes más inmediatos se pierden sin posibilidad de recuperación.

Al igual que el ritmo de la novela. Es, como se suele decir, trepidante. Está plagado de acción, cosa que a mí me fascina, y lo mejor es que se entiende. Hay veces en que dichas escenas son incomprensibles y lo único que entiendes es que hay una pelea y ya. Bueno, aquí no. Las batallas son coherentes y fascinantes.

Y por si fuera poco, a cada rato te lanzan más información que, lejos de ser innecesaria, solo logra engancharte más y más en la trama.

- Donde existe un sentimiento que no es correspondido, existe un desequilibrio de poder. Es un desequilibrio que es fácil de aprovechar, pero no es un modo de actuar sensato. Donde hay amor, también hay a menudo odio. Pueden existir el uno al lado del otro.

Y lamentablemente, hasta aquí llegan las cosas buenas para decir.

No me malentienda, no es una mala novela. Simplemente no veo eso que todo el mundo ve y adora.

Me explico:

Si bien el ritmo de la novela me encanto. Ocurren demasiadas coincidencias. Yo entiendo que ocurra alguna que otra, es normal, pero ya llegados a un punto donde la autora parece tomarte el pelo. No pueden ocurrir tantas cosas en tan solo dos malditas semanas.

Otro punto que me molesto fueron los personajes. No están mal construidos, así que la expresión correcta no sería “molesta” si no “indiferente”. Sentí que no me importaría que alguno de ellos muriera, que me daría igual. Cosa que comprobé cuando varios de ellos estuvieron cerca de dicha muerte, y me dio igual (incluso deseando que pasara para ver como seguía la cosa).

Eso sí, con el único con quien simpatice fue con Simon. Adoro a este chico, me identifico mucho con él. En serio. Y la parte de la rata fue una de mis favoritas.

Ahora, un punto a favor hacia ellos es que son buenos personajes. Y se nota la evolución que sufren a lo largo de la historia. En algunos más que en otros. Simplemente no despertaron los sentimientos de mi frío corazón (excepto Simon).

- Si insisten en repudiar aquello que es desagradable en lo que hacen – dijo Magnus, mirando a Alec -, jamás aprenderán de sus errores.

Además, la relación amorosa no me la creí. No, no es que no me la creí. Es que no me convenció. No pasaba nada y de repente, por no sé qué razón, se veía con otros ojos. Se nota la evolución, si, pero hay algo que no me termina de cuajar en dos malditas semanas.

También debo decir que las sorpresas que tiene la novela, yo ya me las esperaba. Y no es spoiler, no me vengan con eso (los spoiler que me comí fueron de los siguientes libros). Simplemente es que era predecible, yo hacía suposiciones en joda y resultaban ser ciertas.

Pero el final si me sorprendió. Y no hablo del final del libro, que ese me pareció demasiado “Felices por siempre jamás”. Hablo de casi el final. Ese sí que me gusto, no me lo esperaba para nada. Todo eso de Hodge y de Jace. Es que me ha sorprendido.

Y una cosa más. Hay algunas decisiones que me parecieron sumamente estúpidas. Ejemplo: si saben que van a tener que hacer algo peligroso ¿Por qué solo van dos personas? Si están los demás ahí, a unos metros de distancia. Pues eso, decisiones absurdas y con instintos suicidas.

Algo más a favor, el humor. Hay mucho humor en estas páginas amigos, eso no lo pueden negar. En varias partes me ha quedado la sonrisa tonta.

- ¿Te gusta la fiesta?
- ¿Es en honor de alguien?
- El cumpleaños de mi gato.
- Ah. – Paseó la mirada por la estancia. - ¿Dónde está tu gato?
El brujo se despegó del pilar, con expresión solemne.
- No lo sé. Se escapó.

Ahora bien ¿seguiré con la saga? Si ¿Por qué? Pues, y como he dicho antes, me he comido algún que otro spoiler de la saga. Y algunos me han resultado de lo más interesante (algunos referentes a Simon) y quiero saber cómo llegan a eso.

Como digo, la novela resulto ser una del montón. Trama interesante, bien llevada y con un ritmo trepidante que te hace querer continuar. Un humor más bien sarcástico que pega muy bien con los personajes y alguna que otra sorpresa que queda genial con el mundo que ha creado la autora. Tiene varias pegas con respecto a los personajes, que despiertan indiferencia, y la trama misma, que peca de predecible.

Por todo esto, he decidido darle la nota media. Ya que, como suelen decir, ni fu ni fa.

2.5/5

Sed lex dura lex.


P.D: ¿Alguien sabe por qué todos los personajes son atractivos?

4 comentarios:

  1. Hola, yo tengo ganas de empezar esta saga. He leido opiniones de todo tipo y no se muy bien que me parecera a mi, siento que te haya decepcionado. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo, sinceramente, te recomiendo que la empieces. Porque no es un mal libro. Y, la verdad sea dicha, no me ha decepcionado (ya que me encargue de tener pocas expectativas). Y, por cierto, me ha gustado bastante.

      P.D: Ademas dicen que en el segundo mejora n.n

      Eliminar
  2. Que lástima que no haya sido todo lo que te esperabas de ella. :/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues la verdad no esperaba nada XD. No se porque piensan que esperaba algo, creo que deje claro que me cree baja expectativas. Y, teniendo en cuenta el animo con que empece a leerlo, las supero en gran medida.

      Eliminar

Es extraño describir la lectura de un libro como una experiencia realmente fantástica, pero es que me ha hecho sentir así. "Las ventajas de ser invisible"