sábado, 23 de enero de 2016

Cumbres Borrascosas | Emily Brontë


Ya era hora de que leyera un clásico. A pesar de eso, he leído El Principito y estoy segura que se considera un clásico pero que por alguna razón las personas no lo cuentan como tal. En ese caso, sería el segundo clásico que leo. Como sea… un clásico porque es un clásico ¿no?

La historia nos sitúa en Cumbres Borrascosas, un lugar casi alejado de la civilización, donde vive Heathcliff y compañía (Heraton, Catherine, Joseph). “Cerca” de ahí se encuentra la Granja de los Tordos, la otra mitad de la historia.

Y ya no hay nada más que decir. Básicamente, porque lo demás no se puede decir.

Antes que nada, decir que yo dividí la historia en dos partes: Catherine y Cathy. Si, como lo ven.

La primera parte fue mi favorita. Con todos esos líos de pasiones, engaños y traiciones. Si algo puede definir esta parte es la tragedia (y a mí la tragedia me fascina). De aquí no hay quien salga bien parado. Todo se une en un caos que no trae nada bueno, un caos que dura años y que jamás llega a terminar.

Dos palabras resumirían mi porvenir: muerte e infierno, porque la vida, si la perdiera a Catherine, sería un infierno.

Si bien esta parte fue mi favorita, porque fue la que mas despertó mi interés, la que más curiosidad me daba y la que ocasiono un conflicto de emociones en mi interior; no fue fácil de leer. No podía avanzar con la lectura y leía muy poco por día. No fue por la pluma de la autora, esta más bien me pareció preciosa, si no por lo tedioso que era. Me parecía que los personajes a veces daban demasiadas vueltas para decir algo, o sea… demasiadas.

Mis más grandes sufrimientos en este mundo han sido los sufrimientos de Heathcliff que yo observé y sentí, uno por uno, desde su origen. Él es mi principal razón de existir. Si perecieran todas las demás cosas pero quedara él, podría seguir viviendo. Si, en cambio, todo lo demás permaneciera y él desapareciera, el mundo entero se me volvería totalmente extraño y no me parecería estar formando parte de él. ¡Nelly, yo soy Heathcliff! Él está siempre, siempre en mi pensamiento.

Ahora bien, la segunda parte fue lo contrario. Fue mucho más ágil de leer, al punto de que tarde tan solo un día, pero no se me hizo tan fascinante como la primera. Que me gusto, si. Que me encanto, no.

Esta parte ya no es tan trágica como la anterior. Mucho más suave, para que mentir. Se puede ver de lejos la esperanza que irradia toda la historia. Y, si bien hay muchos tropiezos y caídas, se llega. Tropiezos y caídas que me encantaron, por cierto.

Ahora vamos a lo importante. Porque ¿A quién le importa la historia? La trama no tiene ninguna importancia si la comparamos con los personajes. Los personajes son la historia. Los personajes son el libro.

Pero no se dejen engañar, no lo digo porque los personajes sean reales, porque sean capaces de adaptar la naturaleza del ser humano. No. Estos personajes no son humanos. Son demonios. Como si los demonios del ser humano hubieran tomado forma y cobrado vida en cada uno de ellos. Como si la maldad del ser humano hubiera invadido cada rincón de Cumbres Borrascosas y luego se expandió hacia lo más cerca, La Granja de los Tordos.

Estos personajes crearon un mundo a su alrededor, un mundo sumido en un caos constante. Que solo es capaz de traer tragedia, angustia, dolor y destrucción.

¡Catherine Earnshaw, ojalá no descanses mientras yo viva! Dijiste que yo te había matado, ¡entonces persígueme! Las víctimas persiguen, creo, a sus asesinos. Quédate siempre conmigo, bajo la forma que quieras, ¡vuélveme loco! Pero no me dejes en este abismo, donde no te puedo encontrar. ¡Oh, Dios, es inconcebible! ¡No puedo vivir sin mi vida! ¡No puedo vivir sin mi alma!

Debo decir que mi el que más despertó mi simpatía fue Heraton, en el fondo tiene un buen corazón y siento que fue solo una víctima del pasado. Pero esto solo demuestra mi ignorancia. ¿Acaso no todos fueron víctimas, de una u otra manera, del pasado? Ninguno de ellos merece simpatía alguna, al mismo tiempo que si la merecen. Ninguno merece lastima, al mismo tiempo que sí.

¿Por qué me despreciaste? ¿Por qué traicionas tu corazón, Cathy? No te diré una sola palabra de consuelo, mereces tu suerte. Te has matado a ti misma. Si me amabas, ¿Qué derecho tenías a dejarme? Ni la desgracia, ni el envilecimiento, ni la muerte, ni nada de lo que Dios o el diablo nos pudieran infligir habrían logrado separarnos. Yo no he roto tu corazón, tú misma lo has hecho, y al hacerlo has destrozado, de paso, el mío. Peor para mí si soy fuerte. ¿Crees que necesito vivir? ¿Qué clase de vida podrá ser la mía cuando tú…? ¡Dios mío! ¿Te gustaría vivir si te encerrasen el alma en una tumba?

Por eso, aunque los personajes no sean humanos si no demonios, el libro en sí mismo es una representación de la naturaleza del ser humano. Más propenso a la maldad que al bien. Más capaz de sentimientos oscuros que claros.

Todos estos personajes merecen ser valorados y apreciados, al mismo tiempo que repudiados y odiados. Catherine, Edgar, Heathcliff, Isabella, Linton, Cathy, Heraton, Hindley.

Estos personajes son la historia. Estos personajes son el libro.

4/5

Ella es tan inconmensurablemente superior a ellos…, a cualquier persona en este mundo, ¿no es así, Nelly?

¿Y a ustedes? ¿Qué les pareció? ¿Lo leyeron?

4 comentarios:

  1. Es un clásico que tengo pendiente. En cuanto al Principito, definitivamente sí que cuenta como clásico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Lo sabia! No entiendo porque la gente no lo toma como tal, pero bueno. Yo estoy feliz, al final resulta ser que leí dos clásicos.
      Por cierto, no te recomiendo, te ordena que leas este libro. Me gustaría saber tu opinión, siempre hay dos lados en este libro. Gente que lo ama y gente que le da igual.

      Eliminar
  2. Asentía como loca la reseña entera! jaja
    No puedo más que coincidir con casi todo. También se me hacía pesado y tarde una eternidad en leerlo, pero lo amé. Es uno de mis clásicos favoritos. Amo a las Brontë, si podés y querés seguir con los clásicos, lee a Charlotte también! No es tan apasionada como Emily, pero Jane Eyre se lee como un tiro a pesar de ser muy gordo! jaja

    Lo que decís sobre los personajes es la mera verdad. Son increíbles!

    Un abrazote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si, el libro es fantástico. Y realmente tengo ganas de leer Jane Eyre, así que espero leerlo pronto.

      Eliminar

Es extraño describir la lectura de un libro como una experiencia realmente fantástica, pero es que me ha hecho sentir así. "Las ventajas de ser invisible"