lunes, 15 de febrero de 2016

Ciudad de Ceniza (Cazadores de Sombras #2) | Cassandra Clare


Yo les dije que iba a continuar con la saga ¿o no? Pues sí, y aquí estoy teniendo un pequeño problema… ¡No puedo conseguir Los orígenes! Por Dios, tengo los primero cuatro pero, según leí, se recomienda leerlos de otra forma. Forma para la que necesito Los orígenes… que no consigo. ¿Qué demonios les pasa a las editoriales? ¡Si es el momento perfecto para reeditar! Cada vez que voy a preguntar si lo tienen me dicen que x personas vinieron por lo mismo. ¿Pues entonces a que esperan?

Bueno, después de mi pequeño descargo emocional, vamos a la reseña.

Por cierto, debo aclarar que va a haber spoilers del primer libro. Yo creo que es algo obvio, pero por si acaso.

Pues bien. El anterior libro, si recuerdan, nos dejo con ese final chapucero de cuentos de hadas. Que decir que no esperaba mucho de éste libro. Y en cierta manera, sigue casi con la misma puntuación que el otro.

Cassandra Jean
Ya de entrada nos encontramos con Valentine (el bueno de Valentine ¿Festejara San Valentín?)  haciendo un ritual que evidentemente no traerá nada bueno, algo así como un Demonio Mayor.
Y de aquí, de este hermoso capitulo (y no, no estoy siendo sarcástica), nos vamos a nuestros protagonistas.

Empecemos por Clary. ¿Por qué, Cassandra, tenias que arruinarme al personaje? En el primer libro me gusto bastante pero aquí simplemente estuve a punto de matarla en varias ocasiones. Durante la primera mitad del libro nos centramos en sus conflictos emocionales (que básicamente trata de Jace o de Simon). Y la odie simplemente por cómo trata a Simon. O sea, tú sabes que nunca lo vas a amar ¿Por qué jugar con él? Eso no es lindo, si no lo quieres dámelo a mí y vete con el rubio teñido.

Pero hay que ver el lado bueno, a partir de la segunda mitad ya me cae mejor. Ya dejamos de lado los líos amorosos y nos centramos más en la acción, muy bien hecho Clary, te felicito por eso.

Ahora Jace. ¿Por qué tienes que estar autocompadeciéndote todo el rato? Entiendo que seas un adolescente y que estés pasando por una situación difícil. Pero eso no es motivo para que tengas que ir, básicamente, a suicidarte. Porque si, entrar en una pelea con una manada de Hombres Lobos es suicidio.

- Sangre – dijo, medio para sí -. Tuve un sueño hace dos noches. Vi una ciudad toda de sangre, con torres hechas de hueso, y la sangre corría por las calles como agua.
Simon volvió bruscamente los ojos hacia Jace.
- ¿Se pasa todo el tiempo junto a la ventana farfullando sobre sangre?
- No – contestó Jace -, a veces se sienta en el sofá a hacerlo.

Y este es uno de los puntos que quería mencionar. Si alguien recuerda, en el primer libro Jace no podía ni pensar en enfrentarse a todo un grupo de vampiros. Pero no, los hombres lobos no son nada. Puedo dejarlos a todos semimuertos y yo solo voy a conseguir un rasguño en la cara (que esto fue lo que paso, en serio, y no es spoiler porque pasa muy pronto).

Otro error que le vi fue uno que mencione en el anterior. El tiempo. O sea, el tiempo que transcurre entre un acontecimiento y otro. Aquí solo pasa una semana desde el final del primer libro. UNA SEMANA. Una semana en donde Clary se dio por meterse con Simon (nunca va a ser perdonada).

Y el romance sigue sin convencerme. Ahora resulta que en tres semanas encuentras al amor de tu vida. No, lo lamento. Es que yo con eso no puedo. PERO. Porque hay un pero. Es que la verdad me estoy acostumbrando a esta hermosa relación incestuosa. Aunque estoy empezando a tener mis sospechas acerca de este “incesto”.

- El deseo no siempre se ve reducido por la repugnancia. Ni tampoco se puede conferir, como un favor, a aquellos que más lo merecen.

Y después están los otros personajes. Que, a decir verdad, me agradan mucho más.

Cassandra Jean
Por supuesto, Mi Simon. Porque es mío, acéptenlo. Finalmente llegamos al spoiler que yo me había comido. Que decir que me encanta. Lo adoro. Ahora amo más a Simon que antes, si eso es posible. Y la parte final donde le dice eso a Clary, ¡Toma eso perra! Simon no te dejes usar, así me gusta. Oh y la parte del barco. A mí no me vengan con Malec, aquí lo importante es el Simon x Jace. Este libro está plagado de eso. Es mi nueva OTP.

- Bueno, pues yo no voy a besar al mundano – indicó Jace -. Preferiría quedarme aquí abajo y pudrirme.
- ¿Para siempre? – dijo Simon -. Para siempre es una barbaridad de tiempo.
Jace enarcó las cejas.
- Lo sabía – repuso -. Quieres besarme, ¿verdad?

Y hablando de Malec. La pareja no me termina de convencer, aunque hay algunas partes de lo más ¡Awww! Aunque los personajes me están fascinando. Alec puede pasar desapercibido pero para mí es el mejor guerrero ¿Cuántas armas ha demostrado que sabe utilizar? Si, el mejor guerrero. Además demuestra que tiene estrategias para unas cuantas cosas. Eso sin contar que es un hermano mayor que me gustaría tener.

Y Magnus. Es genial, todo brillos y lentejuelas. Me encanta. El trata de hacerse el desentendido pero todos sabemos lo que piensas Magnus, no nos puedes mentir.

- Qu… qué… ¿Por qué estoy en el piso?
- Ésa es una buena pregunta – Isabelle fulminó con la mirada a su hermano -. ¿Qué ha sido eso?
- ¿Qué ha sido el qué? – Alec se sentó en el piso, sujetándose la cabeza mientras una expresión de gran inquietud le ensombrecía el rostro -. Aguarda… ¿he dicho algo?
- Has dicho que estabas saliendo con alguien – le contestó su padre -. Aunque no has llegado a aclarar por qué era tan importante decírnoslo justo ahora.
- No lo es – repuso Alec -. Quiero decir, no estoy saliendo con nadie. Y no es importante. O no lo sería si estuviese saliendo con alguien, cosa que no hago.
Magnus lo miró como si fuese un imbécil.
Cassandra Jean

Y después están todos los demás. Los demás que me han encantado, casi al mismo nivel que Simon. Digamos que están por debajo de él.  Luke ya me venía gustando desde el primero y en este me ha terminado de conquistar. Maia es el nuevo miembro de la pandilla y ME ENCANTA, es luchadora, eso está bien chica, sigue así. Los Lightwood, Maryse y Robert, amor, amor. Maryse la madre oculta-sentimientos y Robert el padre-dominado-por-la-mujer (no sé porque todo el mundo odia a estos dos, a mi me caen bien, si hicieron lo que hicieron fue por motivos bastante razonables… pero bueno, es que es la primera aparición).

Además, amo a Valentine. En serio, lo amo. No sé que tienen los malvados que siempre me atraen. Es la prueba de que pertenezco al lado oscuro (lo siento Simon, lo nuestro no podrá ser). Además no es tan malo. No si él piensa que está haciendo el bien. Es algo así como “el fin justifica los medios”.

Un hombre no tiene necesariamente que estar de acuerdo con su gobierno para ser un patriota, ¿no es cierto? Es necesario ser un auténtico patriota para discrepar, para decir que uno ama más a su país de lo que le importa su propio puesto en el orden social.

Por cierto ¿Mencione que hay más puntos de vista? Pues los hay. Lo cual me fascina. Obviamente de los que tenemos más son de Clary y de Jace. Pero hay varios de Simon y de Maia y algún que otro de Alec y Luke. Como siempre, los puntos de vista dan más fluidez a la trama y más información, además.

Por otra parte, la historia en el libro sí que mejoro del anterior. El primero fue, básicamente, una búsqueda de Valentine y de Jocelyn. En cambio aquí nos encontramos con los verdaderos propósitos de Valentine. Lo que sería destruir la Clave, o hacerla entrar en razón, y destruir subterráneos. Destruir, básicamente. Ustedes pueden pensar que es algo malo, pero cuando él te lo explica te vas dando cuenta que no lo hace con mala intención. Bueno si, pero no. O sea, lo que busca es el bien de nosotros, los mundanos, el mundo entero, como todo cazador de sombras. Así sea a través de demonios y pasando encima de muchos cadáveres. Y robando objetos de suma importancia: copa y espada. Seguro que en el tercero aparece el último instrumento mortal.

Esto tiene que ver con la supervivencia de toda criatura viva en este mundo. El Ángel eligió a los nefilim por un motivo. Somos los mejores de este mundo, y se supone que debemos salvarlo. Somos lo más parecido a los dioses que existe… y debemos usar ese poder para salvar a este mundo de la destrucción, sea cual sea el precio que debamos pagar.

Y dichos demonios que utiliza no me convencieron. Es decir, los demonios mayores. ¿Recuerdan el libro anterior? Bueno, aquí es lo mismo. No sirven para nada. Los eliminan en seguida. Es más, los demonios que se suponen son inferiores a ellos resultan ser mucho más difíciles de derrotar. Espero que en el siguiente sean mejores.
Cassandra Jean

Además, los nuevos lugares que aparecen son sorprendentes. Y si, me refiero al reino de las hadas (en plan Tinkerbell y todo). Me encanta como la autora ha decidido representar a estos seres y a su mundo. Y me quede con las ganas de saber más acerco de estos. Espero que aparezcan más adelante.

Y como siempre, el humor sigue estando presente. En serio adoro a Simon, es uno de los que más aporta humor a la trama. Además, han aparecido referencias frikis (¡Harry Potter!) y de anime (¡Naruto!). Es que este libro me ha terminado gustando más que el anterior, en parte.

- Tienes algo en el cuello.
La mano de Alec salió disparada a la garganta.
- ¿Qué?
- Parece la marca de un mordisco – comentó Jace-. ¿Qué has estado haciendo fuera toda la noche?
- Nada – Rojo como un tomate y con la mano aún pegada al cuello, Alec empezó a recorrer el pasillo, seguido de Jace -. Fui a pasear al parque. Intentaba despejarme la cabeza.
- ¿Y tropezaste con un vampiro?
- ¿Qué? ¡No! Me caí.
- ¿Sobre el cuello?

Como ven, la historia en este segundo libro me ha gustado mas que el primero, pero en un contexto general. Aquí ya podemos ver mas en profundidad a los personajes, que si recuerdan yo en el anterior no llegue a encariñarme con ninguno realmente. A esto se le añade el extra de nuevos personajes que se me hicieron de lo mas encantadores. Ademas de que podemos ver muchísima mas profundidad respecto a la trama, a los problemas, de este mundo; que en el primero no se le toma mucha importancia.

Y finalmente, que esta reseña me quedo súper larga, el final. ESE es un final como la gente. No la cosa con flores y mariposas del anterior, no. Este final vale la pena. Te deja con la garganta seca y deseando saber qué paso. Oh si, esta es la razón por la que hice la reseña tan rápido. Ya quiero leer el siguiente.

3/5

Los mundanos crean distinciones entre ellos mismos. Sus distinciones están basadas en la raza, la religión, la identidad nacional, en cualquiera de una docena de indicadores menores e irrelevantes. Para los mundanos estas distinciones parecen lógicas, pues aunque no pueden ver, comprender o reconocer la existencia de los mundos demoníacos poseen la información de que deambulando por esta tierra hay seres que son ‘distintos’, que no pertenecen aquí, y cuya única intención es hacer daño y destruir. Puesto que la amenaza de los demonios es invisible para los mundanos, éstos deben asignar la amenaza a otros de su propia especie. Colocan el rostro de su enemigo sobre el rostro del vecino, y de este modo quedan aseguradas generaciones de sufrimiento.

Que si, que no es mucha diferencia con el anterior. Pero la mayor parte de la culpa la tiene la primera mitad y Clary y sus enredos amorosos.

¿Les ha gustado este libro? ¿Aman a Valentine tanto como yo? ¿No me van a robar a Simon aunque nuestro amor sea imposible no? ¿Se han dado cuenta que no mencione a Max a pesar de que lo adore?

Déjenme sus opiniones hacer de esta segunda parte ¿Les ha gustado más que el primero?

1 comentario:

  1. Sí, de estos libros, destaco el humor y algunos diálogos. Muy buena reseña, con mucha profundidad. A mí me gustó mucho, lástima que no compartamos la misma opinión.
    Un saludo,
    Laura

    ResponderEliminar

Es extraño describir la lectura de un libro como una experiencia realmente fantástica, pero es que me ha hecho sentir así. "Las ventajas de ser invisible"