sábado, 20 de febrero de 2016

Ciudad de Cristal (Cazadores de sombras: Los instrumentos mortales #3) | Cassandra Clare


Como siempre, la reseña va a contener spoilers de los dos libros anteriores.

Pues bien, si recuerdan el anterior libro nos dejo con ese final que provocó que no durmiera en toda la noche leyendo éste libro.

Clary se encuentra con Madeleine (o más bien Madeleine encuentra a Clary) y le da a conocer la manera de despertar a su madre. Para esto tiene que viajar a Idris, la ciudad de cristal, hogar de los cazadores de sombras, y encontrar a un brujo.

Madre mía que comienzo nos ponen. Desde el principio el ritmo es un no parar constante, no hay pausas y todo sucede de manera bastante lineal.

Desde ya nos encontramos con la evasiva de Jace a dejar que Clary vaya a Idris. Evidentemente con la razón de protegerla, no queremos ni imaginar lo que le harían a la chica de saber que puede crear nuevas runas.

¿Qué pasa con esto? Pues que ocasiona un montón de problemas. Que Simon acabe en Idris (donde no es muy bien recibido), que Luke acabe entrando ilegalmente (lo que viola los acuerdos) y muchas cosas más.

Como dije, un no parar constante. Eso sí, se puede notar que la primera parte es más tranquila (o lo que puede llegar a ser de tranquila), con todo eso de presentarnos la ciudad y a los nuevos personajes.

Y por supuesto el romance. Que si, que está en toda la novela pero en la primera mitad es insoportable.

Clary se ha convertido en una histérica que no da para más. Todo el tiempo está haciendo lo que le da la gana y no escucha a razones. Hubo una parte cuando se encuentra con Jace en Idris donde ya no la soportaba. ¿Qué lo hace para ayudar a su madre? Puede ser, si. Pero eso no significa que no pueda razonar correctamente.

Pero, y como en el anterior, después vuelve a ser la Clary que a mi tanto me agrada. Digamos que después de “Ragnor Fell” se empieza a enfocar y a prestar atención a los consejos que le dan. A razonar, básicamente.

Porque eso era lo que uno hacía con la familia cuando se había preocupado por ellos: abrazarlos y apretarse contra ellos, y decirles lo mucho que te han hecho enfadar, y no pasa nada, porque por muy enojado que llegues a sentirte con ellos, siguen siendo parte de ti.
Y, por supuesto, porque a partir de ahí empezamos a descubrir todos los secretos que nos vienen ocultando desde el primer libro. Respondiendo a preguntas tales como ¿Cómo es que Clary puede crear nuevas runas? ¿Qué ha pasado con Hodge? ¿Cómo hizo Valentine para sacar la maldición de Hodge? ¿Cómo pudo ocultar Jocelyn la Copa en una carta? Y lo más importante de todo: la historia de Jocelyn y Valentine. O sea, el pasado que responde a todas las preguntas que tenemos.

Quería preguntarle por qué. Por qué nos creó a su raza de cazadores de sombras, pero sin embargo no nos dio los poderes que tienen los subterráneos: la velocidad de los lobos, la inmortalidad de los seres mágicos, la magia de los brujos, ni siquiera la resistencia física de los vampiros. Nos dejó desnudos ante las huestes del infierno salvo por estas líneas pintadas en nuestra piel. ¿Por qué deberían ser sus poderes mayores que los nuestros?

Pues bueno, si recuerdan la corte seelie del anterior libro entonces recordaran lo que dijo la reina. Esa cosa acerca de los experimentos que, supuestamente, Valentine realizo en sus propios hijos. ¡Aquí tenemos la respuesta!

Tengo que decir que la gran mayoría de las incógnitas no me las esperaba para nada. Todo esta tan bien hilado y llevado de tal manera que no te enteras de nada a menos que la autora así lo quiera.

Eso sí, lo de Jace no me sorprendió tanto. Ya lo venia suponiendo tiempo atrás, es que dio tantas insinuaciones a eso que uno acaba averiguándolo. Por cierto, no sabría decir si me cae bien o mal este personaje. Supongo que estamos como al principio, me es indiferente.
Cassandra Jean

Hablando de Jace, todavía lo sigo emparejando con Simon. Nunca voy a parar de hacerlo. Aunque ahora también lo hago con Raphael, y con Maia. Técnicamente lo emparejo con cualquier cosa que camine, es que Simon va bien con cualquiera. Menos con Izzy, lo lamento pero, para mí, no pegan para nada. Espero que no acabe con ella, he tenido la suerte de no tener ningún spoiler al respecto. Me agrada más Maia, espero que acabe con ella.

- Oye, ¿me pediste que recorriera todo el camino hasta la zona residencial simplemente para poder quedarte mirándome como si yo fuese algo en una placa de Petri? La próxima vez te enviaré una foto.
- Y yo la enmarcaré y la colocaré en mi mesa de noche.

Hasta ahora creo que unos de los personajes que más evolución ha sufrido es Simon. O sea, más allá de convertirse en vampiro. Se nota a leguas la madurez que ha adquirido, la profundidad que ha tomado. Yo creo que la esencia del personaje está bien definida y su papel como un protagonista esta mas que asentado.

- La gente no nace buena o mala –repuso Simon-. Quizá nace con tendencias hacia un lado u otro, pero es el modo en que vives tu vida lo que importa. Y la gente a la que conoces.

Ahora sí, dejemos de hablar de esa manera que ni yo misma entiendo. Las palabras “cultas” no son lo mío. Simon reventó en este libro. Así, sin más. Toda acción que realizaba solo me dejaba  flipando de lo lindo. La parte en donde va al encuentro de Raphael y realiza todo ese sacrificio solo hace que lo ames.

Ciertamente cualquiera que matase a Caín siete veces será castigado. Entonces Jehová puso una Marca en Caín, para que no lo matase cualquiera que lo hallara. Y ahora maldito seas tú de la tierra. Y errante y extranjero serás en la Tierra.

Que decir que los nuevos personajes me han gustado mucho. El principal ha sido Sebastian, me ha fascinado. El misterio que lo rodea me atrajo desde el principio. De no ser por el spoiler que me había comido respecto a él, estoy segura que me hubiera sorprendió mucho más. Pero me encanta, eso nadie lo puede negar. Esa personalidad suya enamora (debo de ser masoquista).

- Siento una especie de atracción por las doncellas en apuros.
- No seas sexista.
- En absoluto. Mis servicios también están a disposición de caballeros en apuros. Es un fetiche con igualdad de oportunidades.
Raphael tiene un no-sé-que que me atrae. Es como un imán. Siento que este personaje está lleno de misterios. Y que nos va a dar alguna que otra sorpresa. Es una relación de amor-odio. Lo amo como personaje pero lo odio porque no quiere a mi Simon. Me muero por saber que va a pasar con él en su futuro.

- Lo que mi familia crea no importa. Es lo que yo creo. Lo que yo sé. Un auténtico vampiro sabe que está muerto. Acepta su muerte. Pero tú crees que todavía eres uno de los vivos. Es eso lo que te vuelve tan peligroso. No eres capaz de reconocer que no estás vivo.

Y ni hablemos de los nuevos lugares que conocemos. Idris es el lugar por excelencia. La manera en que la autora describe la ciudad me ha enamorado por completo. Todo luce tan real. No paro de imaginarla como una ciudad de estilo antiguo, con calles de piedra y casas victorianas. Que nada que ver, pero yo la siento así.

A pesar de todo, la resolución que la autora dio a esta primera trilogía no me ha convencido. Yo me esperaba algo más trágico, por decirlo de una manera. No me gusta cuando se termina de una manera tan… feliz.

No me gusto la manera en que resolvió el destino de Valentine. Fue todo muy rápido y repentino. Yo a este personaje lo amé, estaba loco de poder, era narcisista y ególatra. Y así es como decidió resolverlo Cassandra. No me gustó. Para nada.

Cassandra Jean
Hacía tiempo que Valentine había perdido la capacidad de distinguir entre fuerza y cooperación, entre miedo y buena disposición, entre amor y tortura. ¿De qué servía odiar a Valentine por ser un monstruo cuando él ni siquiera sabía que lo era?

Miren que yo se lo hubiese perdonado y dejaba a Jace como estaba y ya. Pero no. Si lo hubiese dejado así, hubiese sido un final digno de ser leído. Pero bueno, es lo que hay. Tampoco es que me haya desagradado.

Por otro lado, sigue teniendo el mismo problema que los anteriores dos libros: el tiempo. La trama transcurre UNA semana después del final del segundo. Estoy pensando seriamente que la autora tiene un fetiche por esto. Pero ya, los tres libros transcurren en un margen de tiempo de mes o mes y medio. Me parece muy precipitado.

Pero todo esto queda arreglado por el hermoso humor. Es que me encanta el toque humorístico que le da la autora a los personajes. Lo hace todo tan ligero y alegre de leer.

Bueno, eso y toda la trama de los subterráneos, la clave y el circulo. Y los instrumentos mortales. Hay tantos elementos y suceden tantas cosas en esta novela. Los experimentos, los secretos, la guerra, los demonios, todo lo que trae Valentine y Simon. Es tanto que no sé cómo explicarlo.

Este tercer libro está plagado de emociones, tanto de tristeza (porque sí, hay UNA muerte que me dejo muy mal) como de sorpresa. En especial de sorpresa. Se pude ver como la clave ha madurado después de estar tanto tiempo encerrada en su jaula de prejuicios y rencores pasados. Se puede conocer el mundo de los cazadores en profundidad. Sus leyes, sus tradiciones, sus prioridades.

Cassandra Jean
Las cosas están cambiando. Las leyes están cambiando. Puede que las antiguas costumbres no vuelvan a ser las costumbres correctas nunca más. Igual que la rebelión de los ángeles puso fin al mundo tal y como era, esto podría significar el fin de los nefilim tal y como existen en la actualidad.

Eso sí, en la medida en que se ha resuelto misterios también se han abierto muchos más. ¿Qué pasara con Simon, después de lo que hizo? ¿Qué ha sucedido con Sebastian? ¿Y la Clave? ¿Y los subterráneos? ¿Y el Malec? Y  por supuesto, la pregunta más interesante ¿Con quién se quedara Simon?

Como ven, este ha sido de lejos mi libro favorito de los tres. Tiene lo que me gustó de los anteriores. Puntos de vista variados, un ritmo trepidante y repleto de acción, profundidad tanto en la trama como en los personajes, una historia bien llevada e hilada con sorpresas a montones.

¿Seguiré con la segunda trilogía? Pues sí, la autora ha sabido dejar suficientes cosas al aire como para despertar mi curiosidad. Espero que ustedes hayan decidido darle una oportunidad a la saga, al menos a estos primeros tres libros, porque merecen la pena

.
3.5/5

Mene mene tekel upharsin
Contó Dios tu reino, y le ha puesto fin; pesado has sido en la balanza y hallado falto.

¿Qué les parece? ¿Cuál ha sido su libro favorito de esta primera trilogía? ¿El final los ha dejado satisfechos? ¿Van a leer los que siguen? ¿Con quién se quedara Simon?

2 comentarios:

  1. Me gustó mucho la trilogía, aunque a mí este final me pareció perfecto. He leído en twitter que quieres continuar con Los Orígenes, pero, ¿sabías que esta misma trilogía continua en tres libros más? Por cierto, enhorabuena por la reseña, es muy completa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, lo se. De hecho tengo el cuarto esperando en la estantería. Pero, según tengo entendido, se recomienda leerlo intercalando Los Orígenes con la segunda trilogía. Me gustaría leerlos en ese orden pero no encuentro Ángel Mecánico por ningún lado u.u
      Oye pues gracias n.n

      Eliminar

Es extraño describir la lectura de un libro como una experiencia realmente fantástica, pero es que me ha hecho sentir así. "Las ventajas de ser invisible"